Defensoras y defensores: entre el riesgo y la indefensión

Da click sobre la imagen para ver la publicación en formato PDF

Número 7, año VIII, julio 2010

La criminalización de los movimientos de defensa de los derechos humanos en nuestro país es uno de los factores que aumentan la vulnerabilidad de las y los defensores quienes, al visibilizar en su labor diaria los abusos del poder para aspirar a sociedades más justas y democráticas, comprometen su vida y su integridad frente al hostigamiento, las amenazas, las agresiones físicas, las detenciones ilegales, las desapariciones, los asaltos, los asesinatos y demás delitos cometidos en su contra. La impunidad en estas agresiones vulnera el derecho a la justicia de las y los defensores y sus familiares, y también pone en riesgo el fortalecimiento de la democracia al no ser reconocida ni protegida debidamente por el Estado la actividad de quienes defienden los derechos de las víctimas, generan espacios de diálogo y rendición de cuentas y dan voz a quienes no la tienen.

La CDHDF refrenda su vocación de servir como amplificador de las voces de quienes necesitan ser escuchados y se solidariza a nivel nacional con quienes defienden los derechos humanos. En este número de Dfensor hacemos un llamado urgente a las autoridades para que cumplan sus obligaciones de brindar seguridad, protección y justicia a quienes defienden los derechos humanos y a la sociedad en general, con el fin de mantener la exigencia de respeto a las y los defensores, cuya intervención es esencial mientras en el país no se superen las causas estructurales que generan violaciones a los derechos humanos.

 Regresar Ir a la página de inicio 
BCMath lib not installed. RSA encryption unavailable