Arraigo: insostenible herramienta de justicia penal

Da click sobre la imagen para ver la publicación en formato PDF

Número 2, año X, febrero 2012

Desde la perspectiva de los derechos humanos, la libertad es un valor supremo que debe prevalecer en una sociedad democrática que tenga un sistema de justicia penal eficaz para investigar y sancionar los delitos, y procure siempre la reinserción social de quienes los cometen. En esencia este es el espíritu que guio en 2008 la reforma constitucional al sistema de seguridad y justicia en México.

Con base en los resultados de la investigación de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal que derivó en la Recomendación 2/2011. Ante la evidencia contundente de que el arraigo en nuestro país se ha convertido en el principal riesgo para la libertad de las personas crece el consenso de voces nacionales e internacionales a favor de su derogación del marco normativo nacional. No basta que el gobierno federal establezca unidades de protección a los derechos humanos para atender denuncias de las personas arraigadas y sus familiares ni que argumente que ello forma parte de los compromisos adquiridos para velar por las garantías individuales de las y los mexicanos, sin que priorice medidas alternativas al arraigo que involucren el mejoramiento de las técnicas y tecnologías ministeriales y policiacas de los servicios de investigación penal.

 Regresar Ir a la página de inicio 
BCMath lib not installed. RSA encryption unavailable